viernes, 22 de febrero de 2013

Un truco de pastelero antiguo



 Si no se tiene el clásico rodillo de pastelero, se puede utilizar una botella llena de agua para extender la masa. Ambas cumplen el mismo cometido.

Y ¿que pasaría si la botella tuviera diseño(como la típica botella de anís)? 
La imaginación al poder. 

             Saludos


No hay comentarios:

Publicar un comentario